Solsticio de verano en Stonehenge, Inglaterra

Cada 21 de junio, día del solsticio de verano, miles de personas se reúnen al amanecer en el monumento megalítico de Stonehenge para celebrar la salida del sol. En cuanto aparece el primer rayo, cada año, invariablemente, estallan los aplausos y los vítores entre los presentes.

El solsticio era una fecha importante en el calendario precristiano. De hecho, en muchos países aún se festeja con fogatas, bailes y ritos de amor. Este monumento megalítico, situado en la llanura de Salisbury, a unos 130 kilómetros al suroeste de Londres, fue construido entre el 3000 y el 1600 a.C. Se trata de un monumento neolítico, tipo Cromlech, de la Edad del Bronce, y es llamado también El Templo del Sol.

311856782 a75e3d8f0c

El conjunto está compuesto de cuatro círculos concéntricos de piedras. El círculo exterior, de 30m de diámetro, está formado por grandes piedras rectangulares de arenisca, que originalmente estaban rematadas por dinteles también de piedra, de los que hoy en día solo quedan cuatro en su sitio. Dentro de esta hilera exterior se encuentra otro círculo de bloques más pequeños de arenisca azulada. Éste encierra una herradura construida por piedras del mismo color, y en su interior permanece una losa conocida como “el Altar”. Todo el conjunto está rodeado por un foso circular que mide 104 m de diámetro. Dentro de este espacio se alza un bancal en el que aparecen 56 fosas conocidas como “los agujeros de Aubrey”. El bancal y el foso están cortados por la Avenida, un pasillo procesional de 23 metros de ancho y de 3 km aproximadamente de longitud. Cerca se halla la Piedra del Sacrificio, y en frente, se encuentra la Piedra Talón.

D:\WPContentBot\campaings\viajesdeeuropa.com\images\110425140 53c2861608

En cuanto a su finalidad, desconocida, algunos expertos opinan que los constructores alinearon las piedras con el sol, como parte de su cultura de adoración del astro rey. Hay teorías de la historia que sostienen que Stonehenge llegó a ser un enorme reloj astronómico para predecir las estaciones. Otras ven en este conjunto de rocas alineadas en forma circular un santuario para los antiguos druidas que, situado cerca de Amesbury, en Wiltshire, atrae anualmente a turistas de todo el mundo en busca de un lugar donde, el primer día de verano, el sol sale justo atravesando el eje central.

El misterio que rodea este lugar seguirá haciendo de este interesante monumento megalítico uno de los lugares más visitados de Inglaterra, tanto en el solsticio de verano, día de máxima afluencia, como el resto de días del año.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *